• Sr. Klein

Colocación de invitados en una boda: Ideas para facilitar la tarea


La distribución de invitados por mesas es una de las tareas que más trae de cabeza a nuestros novios. Que si fulanito quiere ir con menganito, que si este no se lleva bien con el otro, que si esta pareja acaba de romper y no se pueden ni ver... Nada está a gusto de todos, así que aquí os dejamos algunos consejos para que distribuir a vuestros invitados no sea una batalla difícil de lidiar.

Foto Vía Pinterest

Mesa Presidencial

La mesa presidencial suele estar formada por 6 personas. Los novios y sus respectivos padres sentados de la siguiente forma: los novios en medio con la novia a la derecha del novio, el padrino al lado de la novia y la madrina al lado del novio y en ambos lados de los padrinos sus respectivas parejas.

Fotografía Josea Fotógrafos

Esto suele ser lo normal según el protocolo. Sin embargo, la realidad es que no hay límite de número y no necesariamente os tenéis que sentar con vuestros padres.

Teniendo en cuenta que el padrino sea el padre de uno de los dos y la madrina sea la madre del otro, a veces, nos encontramos con el problema de que los padres de los novios están separados y no existe relación entre ellos. En este caso, no es aconsejable forzarles a compartir mesa. Es preferible que cada padre forme su mesa con su familia y amigos. Vosotros os podéis sentar con vuestros hermanos, primos, amigos, básicamente con quien queráis. Lo importante es crear un ambiente agradable sin tensiones, donde todo el mundo disfrute del banquete y de vosotros.


Distribución de los invitados

Si seguimos las indicaciones del protocolo, la forma de organizar las mesas debería ser la siguiente: las mesas impares (1,3,5…) colocadas al lado derecho con los familiares e invitados de la novia y las mesas pares (2,4,6…) al lado izquierdo para familiares e invitados del novio. A partir de aquí se colocan los familiares más cercanos y amigos más íntimos en las mesas más cercanas a los novios. A medida que nos vamos alejando de la mesa presidencial, iremos colocando al resto de la familia, amigos de los padres y amigos de los novios.

Fotografía Vía Pinterest

Seguramente al hacer la distribución de las mesas os quedará gente descolgada, En ese caso, no cometáis el error de intentar juntarles a todos en una mesa, pues en la mayoría de las ocasiones no es buena idea. Intentad reflexionar un poco con quién pueden encajar mejor (por edad, aficiones, trabajo, etc.) y colocadlos según ese criterio.

También debéis evitar colocar separada a una pareja o, en caso contrario, colocar a ex-parejas en la misma mesa, o bien colocar a un soltero en una mesa llena de parejas. Sabemos que parece complicado pero es cuestión de echarle algo de paciencia.


¿Una mesa para los niños?

Siempre es un dilema el tema de los niños. ¿Los sentamos con sus padres o montamos una mesa para ellos?

Esto dependerá del número de niños que tengáis en vuestra boda. Si tenéis pocos niños (4 o 5) lo aconsejable es que los sentéis con sus padres. Si por el contrario, el número de niños es mayor, cread una mesa para ellos. Se lo pasarán mejor y sus padres os lo agradecerán. Un animador infantil es muy aconsejable para estos casos, pues a parte de entretenerlos, los tendrá vigilados. Solo un detalle a tener en cuenta. Para la tranquilidad de los padres, sienta a los menores de 3 años con ellos, así estarán más controlados.

Fotografía Vía Pinterest

Trucos que os pueden ayudar

Con la lista de invitados en la mano, lo primero que debéis decidir es quién va a ir en la mesa presidencial sentado con vosotros. Esto es lo más fácil. Una vez que lo tengáis claro, pasamos a la distribución de las mesas. Aquí viene el plato fuerte. Nuestro consejo es que, primero contactéis con el responsable de sala del lugar donde vais a celebrar el banquete para que os informe acerca del plano de distribución y el tipo de mesa que podéis usar. Cada vez están más de moda las mesas rectangulares tipo imperial, pero no hay que dejar de contemplar la opción de utilizar mesas redondas, ya que fomentan más la conversación entre comensales. Además, una de las grandes ventajas de las mesas redondas es que son muy útiles para, en un momento dado, ocultar un exceso de invitados (normalmente, en una mesa de 8 caben 9 sin aprietos) o un defecto de comensales (en una mesa de 8 en la que se coloque a 6 personas no se nota demasiado).

Fotografía Vía Pinterest
Fotografía Álvaro Borjas

Con esta información a mano ya solo queda colocar a vuestros invitados. Para facilitar la tarea y que la distribución de invitados no se convierta en un suplicio, os recomendamos:

  1. Actualizad la lista de invitados. Un mes antes, aproximadamente, llamad a aquellos que no os han dado respuesta y confirmad o no su asistencia. Esto os permitirá ir sobre seguro.

  2. Coged una cartulina grande y dibujad las mesas según la distribución que os hayan indicado.

  3. Comprad post-it de colores.

  4. Dividid a vuestros invitados por grupos (familiares de uno, familiares del otro, amigos de uno y otro miembro de la pareja, amigos comunes, compañeros de trabajo o aficiones de uno y otro, etc.) y asignadles un color a cada uno.

  5. Escribid el nombre de cada invitado en una hoja del color asignado.

  6. Comenzad a pegarlos según la distribución que teníais pensada.

Fotografía Vía Pinterest

Tened paciencia y no tengáis miedo a equivocaros, que siempre podéis reajustar la distribución fácilmente en caso de error. Y ya sabéis, despacito y con buena letra.


#protocoloboda #distribucióninvitados #mesapresidencial #consejosorganizaciónboda #distribuciónmesasboda




¿Te queda alguna duda en el tintero? Descubre nuestro servicio de Wedding Planner.